Principales características y funciones de las etiquetas en los productos

/COMUNICAE/

De acuerdo con los autores del libro Fundamentos de Marketing de la editorial Mc Graw Hill, son tres las principales clasificaciones de etiquetas que existen en el mercado, según la funcionalidad de información que desean transmitir sobre el producto: de marca, descriptivas y de grado

En tiempos donde el consumidor exige la mayor claridad posible en cuanto a la información de los productos que adquiere, las etiquetas se han convertido en una parte esencial de tales productos.

Y es que la etiqueta consiste en una serie de datos impresos en el empaque del producto, o bien, sobre el producto mismo, que sirven para identificarlo.

Entre estos datos se incluye información básica como su nombre y marca, al igual que detalles sobre sus características físicas como ingredientes, componentes, peso, tamaño, entre otros.

También puede presentar indicaciones y precauciones para el uso o conservación del producto, por más sencillas o evidentes que estas sean.

De igual manera, el nombre del fabricante, su procedencia, la fecha de fabricación, entre otros datos de interés se integran en la etiqueta, dependiendo de las leyes o normativas vigentes para cada industria o sector.

Tipos de etiquetas

Existen varias clasificaciones de etiquetas, de acuerdo con distintos autores. En esta ocasión, vamos a enfocarnos en las que manejan los especialistas en mercadotecnia, William Stanton, Michael Etzel y Bruce Walker, en el libro “Fundamentos de Marketing”.

Ellos argumentan que son tres las clases principales de etiquetas, según la funcionalidad de la información que desean transmitir sobre el producto:

  • De marca: aquellas que muestran solamente la marca, a través de su logo y/o nombre. Por ejemplo, las que suelen colocarse sobre las frutas del supermercado, o bien, las que tienen las prendas de vestir.
  • Descriptivas: que ofrecen información objetiva acerca del uso del producto, su hechura, cuidado, desempeño u otras características pertinentes. Por ejemplo, las que tienen productos nutricionales y medicamentos.
  • De grado: que identifica la calidad juzgada del producto mediante una letra, un número o una palabra. Los duraznos enlatados, por ejemplo, cuentan con etiquetas de grados A, B o C; mientras que el maíz y el trigo tienen etiquetas de grados 1 y 2.

¿Cuál es la mejor?

Sin duda, entre mayor información evidencien las etiquetas de los productos, será mejor para los consumidores de los mismos. Claro, algunas veces, principalmente debido al tamaño o formato de los productos, no será posible incluir información detallada, pero siempre se preferirá conocer más acerca de ellos.

Normativas en México

Cada país dispone de diferentes organismos y normativas que determinan la información que deben incluir las etiquetas de los productos según sea el sector o industria al que pertenecen.

En el caso de México, la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), es uno de los organismos principales que regulan dichas normativas.

En ese sentido, todo lo referente a los detalles que deben presentar las etiquetas de los productos, se pueden encontrar en la página web de COFEPRIS, o bien, en el Diario Oficial de la Nación.

Principales características para asegurar su funcionalidad.

El especialista Ivan Thompson indica que algunas de las principales características que debe contener una etiqueta para asegurar su funcionalidad, son las siguientes:

  • Adaptabilidad al envase en tamaño, color, forma, etcétera.
  • Haberse elaborado con un material resistente que perdure desde la salida del producto del almacén, hasta llegar a las manos del consumidor final.
  • Estar perfectamente adherida al producto o al empaque para evitar que se desprenda y genere confusión al pegarse accidentalmente en otro artículo.
  • Presentar la información del producto en el formato que exigen las leyes, normativas o regulaciones del sector, si las hubiese; en caso contrario, debe incluir datos que el cliente necesita para tomar decisiones adecuadas.
  • Su diseño debe diferenciarla de otros productos, al mismo tiempo que llama la atención del consumidor.
  • No debe contener información ambigua, incompleta, engañosa o falsa que desemboque en errores por parte del usuario.
  • Debe incluir datos de contacto, como: teléfonos, fax, dirección, sitio web, número de línea gratuita de atención al cliente, etcétera; de modo que el cliente conozca cómo comunicarse con el fabricante o distribuidor para expresar sus quejas, dudas o sugerencias.
  • Dependiendo el caso, puede incluir un «plus» para el cliente, por ejemplo, consejos, tips, recetas, entre otros.

¿Dónde se fabrican las mejores etiquetas?
Una de las empresas en México con mayor experiencia en la fabricación de etiquetado de calidad para productos, es Garín Etiquetas. Y que a lo largo de los años se ha especializado en la elaboración de etiquetas autoadheribles, blancas e impresas, además de consumibles, y a su vez ofrece servicio técnico a equipos de impresión de código de barras.

Sin duda, representa una alternativa ideal si se busca una compañía que tenga conocimiento pleno del material y características perfectas para las etiquetas de un producto.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico

claustrofobias