Fundación Rebeca Lan intensifica labor en los penales

/COMUNICAE/

Fernanda Castillo y más famosos se unen a la campaña ‘Cartas con Voz de Libertad’

La Fundación Rebeca Lan, liderada por Rashel Cohen, dio a conocer que en 2022 han implementado diversas actividades, para reforzar su labor de apoyo y educación a mujeres recluidas en penales del Estado de México, Baja California y Ciudad de México (entre ellos Santa Marta Acatitla).

En este sentido, dio luz verde a la campaña ‘Cartas con Voz de Libertad’, la cual tiene como objetivos crear conciencia en la prevención del delito y sensibilizar a la población en tema de reinserción social.

«Las mujeres privadas de la libertad son mujeres que han atravesado un sufrimiento inimaginable y que tienen algo que decir; necesitan ser escuchadas», comenta Cohen Lan, quien fundó dicha asociación sin fines de lucro en 2016.

La campaña ‘Cartas con Voz de Libertad’ consiste en que, un personaje público o conocido, dé lectura a una de las cartas escritas por mujeres privadas de la libertad. El video es difundido en los medios de comunicación y en las redes sociales del personaje que leyó la misiva, e invita a un tercero a sumarse a la campaña. La actriz Fernanda Catillo y otros personajes de renombre se han unido a la causa.

«Las mujeres privadas de la libertad, sus hijos y familiares la mayor parte del tiempo son invisibles; con estas cartas queremos que se exprese la lucha interna, el dolor, sus sueños y esperanzas de cada mujer que trabaja día a día mejorándose para poder obtener la libertad», agregó Rashel Cohen.

Hasta el momento, la Fundación Rebeca Lan ha participado activamente en la rehabilitación y reinserción de 33 mil 567 mujeres y más de 1 333 niños a través de sus programas de desarrollo humano, educación y capacitación, arte y cultura, salud y atención infantil y con actividades permanentes como videollamadas, talleres online y presenciales, sesiones de sanación emocional, construcción de bibliotecas, entre otros.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico

claustrofobias