Centros de salud sin médicos, golpe sinvergüenza

Madrid planifica Centros de Salud sin médicos. Aunque parezca algo surrealista es algo dolorosamente real: ¡centros de salud sin médicos! Es un golpe sinvergüenza. La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha publicado un nuevo protocolo de Madrid -para aplicación inmediata desde este verano- que permite tener centros de salud sin médicos. Ante la carencia de médicos de familia en esta comunidad, en lugar de invertir el dinero necesario en la Atención Primaria se ha dado un paso más, grave, en el deterioro de la sanidad pública básica.

Las protestas ciudadanas ya existentes denuncian también –“es una vergüenza”- este ataque a los centros de salud dentro de la política de desmantelamiento de la Sanidad Pública del Gobierno regional; y reclaman los recursos humanos y materiales que son esenciales para revertir los recortes de los años pasados y en concreto en la Atención Primaria.

El nuevo protocolo de la Consejería normaliza la ausencia de médicos de familia en los centros de salud. En él establece que, ante la ausencia de médicos en un centro de salud, sean las enfermeras las encargadas de gestionar cierta atención a pacientes con tres “supuestos”: “demorable”, “no demorable” y “una emergencia”, que debe valorar la enfermera.

“Un centro de salud que no tiene médico de familia no es un centro de salud ni responde a las necesidades asistenciales de la Atención Primaria”, ha respondido la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (ADSPM). “No concebimos un centro de salud sin médicos, como tampoco sin enfermeras. Cada uno tenemos nuestras competencias”, ha afirmado SATSE, “si un centro de salud no tiene médicos, habrá que dejar de llamarlo centro de salud. En todo caso, será un centro de cuidados, como era antiguamente la beneficencia” y considera que el protocolo de la Comunidad de Madrid va “encaminado a precarizar la Atención Primaria” en la región.

Por una Atención Primaria, base del sistema sanitario

El protocolo de las autoridades sanitarias madrileñas, en realidad, es un reconocimiento profundamente cínico de la grave carencia de médicos de familia en la comunidad autónoma, y la solución sangrante -que las enfermeras atiendan a los pacientes, más allá de lo que pueden hacer- es un ataque siniestro a la salud de la gente. Es el protocolo de la vergüenza, el reconocimiento de que no hay médicos y de que no quieren darle solución de ninguna manera.

Porque la alternativa está clara. Ya la llevan años exigiéndola los profesionales de la sanidad pública y los pacientes. Aumentar la financiación de la Atención Primaria hasta un 25 % del gasto sanitario total. Porque no debemos olvidar que del 80% al 90% de los problemas de salud se solucionan en la Atención Primaria. Por eso hay que dotarla de los medios humanos y materiales para que cumplir con su función básica en el sistema sanitario público.

Y por eso las concentraciones y movilizaciones son continuas. En estos días los vecinos de distintos barrios de Madrid salen a las calles con protestas ante los centros de salud del distrito para denunciar -‘no hay médicos ni de mañana ni de tarde’- el desastre y el desmantelamiento de la Sanidad Pública por el Gobierno regional, y reclamar recursos humanos y materiales, como el incremento de personal sanitario y de la inversión en la Atención Primaria -pilar fundamental en la valoración y prevención de enfermedades- de nuestra sanidad pública.

Eduardo Madroñal Pedraza

Ir a la fuente
Author: viajes24horas

Powered by WPeMatico

claustrofobias